Un negocio propio de videos porno gratis

Puede que eso de que, si no encuentras un trabajo digno y a tu medida, te hagas emprendedor, esté ya muy trillado, sobre todo después de todos estos años de crisis económica y que se haya llegado a todos los límites por la desesperación de poder encontrar un modo de vida. Pero en el tema que nos ocupa en este blog, créeme, puede ser que sea una buena salida no sólo laboral, sino también buena para la autoestima y el ocuparse en algo que realmente llena.

Y me dirás: ¿qué clase de negocio podría ser éste, relacionado con el porno y con las personas con algún tipo de discapacidad? Bueno, daré algunas claves, si realmente estás interesado en saberlo, y la primera es esta: conviértete en tu propia productora de pelis porno. ¿Puede ser que esto te interese?

Prueba a hacer videos caseros de incesto

Si después de este post decides hacerte algo así como autónomo (no es que les vaya muy bien a los de este régimen laboral, pero bueno) en el mundo del porno, yo te aconsejaría ir a lo seguro, y comenzar en el negocio con los videos incesto. Lo mismo en este momento hasta para ti sea un tema un poco fuerte, pero te aseguro que si averiguas en cuando portal web porno, te darás cuenta de que la temática del sexo familiar atrae bastante al personal; de hecho, quizá sea una de las categorías más buscadas. ¿Y por qué no empezar apostando por algo que de seguro da buen resultado? Tendrás que asumir muchos riesgos, está bien tener al menos algo claro y saber que eso es un punto a tu favor.

Si no tienes muy claro este tema, o quizá te dé un poco de grima ética eso de montártelo con tu prima o tu hermana, no te preocupes, porque eso es lo bueno del cine, aunque sea X: la historia no tiene por qué ser cierta, basta con que lo simules, porque por suerte el público no suele ser muy exigente ni tampoco muy inquisitivo con estas cosas. Si dices dos veces “madre” y te dicen dos veces “hijo”, ahí lo tienes: relación materno-filial.

Hazte un hueco en el mercado xxx

Los comienzos siempre son difíciles, pero en este caso, el hacerte un hueco en el mercado no resulta tan difícil como pueda parecer, aunque el primer truco sea algo que no te esperas: apuesta por webs que ofrezcan contenido xxx gratis. Puede parecer algo tonto querer hacer negocio ofreciendo algo gratuito, pero te aseguro que es una forma de lanzar el anzuelo a todo tipo de público y darte a conocer; piensa que estas páginas se financian con otro tipo de cosas, y no suelen cobrar a los usuarios que quieren subir sus videos caseros en ellas, con lo que si es cierto que en un principio no ganarás nada, tampoco lo perderás.

Después, sólo tendrás que preocuparte de tener buen material y cruzar los dedos para tener un poco de suerte. Es importante buscar dónde hacerte publicidad, sin descuidar la edición de los videos, la temática e incluso, por qué no, si queréis introducir algún tipo de guión;  y para los que piensen que esto es porno y no es necesario, déjame advertirles que el cine X está evolucionando, y que el publico pide renovarse desde hace ya un tiempo, aunque hay muchos profesionales que todavía se resisten a esto. ¿Quieres ser tú uno de ellos? Quizá quieres investigar antes qué tipo de contenido y con qué presentación es lo que los usuarios están buscando.

Por de pronto, el mercado de los videos porno son la mejor solución para empezar a promocionar tu carrera actoral en el cine para adultos. Hace un tiempo que el porno en el cine está en horas bajas por unas u otras razones que no vamos a analizar aquí, pero que son un hecho; además, si es tu primer trabajo, o si sólo estás probando a ver cómo podría salirte la experiencia, mejor no enredarte mucho y realizar el intento en casa, rodeado de cosas familiares y con la ayuda de tus amigos y conocidos: eso te dará seguridad y confianza, y te hará no pensar en la derrota incluso antes de haber empezado, pensamiento que es el gran enemigo en este tipo de proyectos.

Primera opción laboral: convertirse en webcamer

Quizá eso de convertirse en actor o actriz porno esté muy bien en la teoría, pero en la práctica sea un poco más complicado, sobre todo cuando se posee alguna discapacidad. A no ser que se trate de un papel muy específico, lo normal es que haya que presentarse a entrevistas, castings y un sinfín de filtros para conseguir una pequeña aparición en la pantalla, y no todo el mundo está psicológicamente preparado para eso.

Pero quizá haya que empezar por algo más sencillo, en plan casero. Quizá penséis que me refiero a los videos amateur, pero como se trata de conseguir una salida laboral, naturalmente remunerada, deberíamos centrarnos en algo más avanzado, no tan de principiantes (otro día hablaremos de esa posibilidad). Y eso algo bien podía ser convertirse en una webcamer profesional.

Como anteriormente, os hablaré de un caso práctico y real: mi amiga Lorena. Lorena tiene retraso mental, no muy profundo en su caso, pero que la ha hecho tener una minusvalía que, mucho que le pese, era una tara a la hora de realizar su sueño dorado, que era precisamente ser actriz porno. Por sus características, todo el recorrido para acceder a un papel que he señalado anteriormente se convertía en una odisea, así que cuando pensaba que podía ser posible, pronto se venía abajo intuyendo todo lo que le esperaba. Hasta que un día se fijó en la webcam de su pc, y se le ocurrió la idea de grabarse mientras se hacía una sesión de masturbación, justo como había visto a hacer a otras chicas en internet de forma profesional; y el resultado le pareció tan bueno, que hasta ella misma se asombró, y recobró las esperanzas de poder labrarse un futuro en el porno.

Se dedicó a mandar sus grabaciones caseras a cuantos sitios se le ocurrió: paginas webs, productoras, portales amateurs… Y su sorpresa fue no que la llamaran de un sitio, ¡sino que lo hicieran de varios!!! No hace más que un par de años de eso, pero su carrera ha subido como la espuma, y hoy es una de las webcamers más cotizadas del panorama nacional; sólo le falta dar el salto para salir de nuestras fronteras.

Lorena es todo un ejemplo de superación y de que no hay que tirar la toalla. Ella misma nos dice que le encanta que contemos su experiencia, y que anima a todas las chicas que quieran labrarse un futuro en el cine para adultos a que sigan sus pasos: perseverar y nunca rendirse, esa es la actitud.