No importa la edad para ser una pornstar

Hay por ahí un dicho muy español, que reza “Nunca es tarde si la dicha es buena”. Quizá no sea algo que se pueda aplicar en todos los casos, pero cuando hablamos del mundo del porno, es totalmente cierto, por mucho que pueda parecer que en este mundo las más exitosas son las tias buenas de menos de treinta años que no tengan ningún complejo a la hora de enseñar sus cuerpos desnudos.

Bueno, esa idea no es totalmente descabellada, pero créeme si te digo que el éxito de las maduritas xxx es cada vez mayor cuando hablamos de la pornografía. En verdad, hace tiempo que ese mito de que las jovencitas son las chicas más deseadas se está cayendo, por un lado porque las mujeres más maduras cada vez se cuidan más y se hacen más deseables, y por otro, porque parece que han aprendido a usar su mayor experiencia con los hombres para convertirlo en un arma de seducción imposible. ¿No tienes tú la misma impresión?

La mayor ventaja de esta nueva tendencia para las actrices porno es que, ahora, ya no tiene que preocuparse por el problema de la edad. El tiempo pasa para todo el mundo, y el cuerpo lo nota, cómo no; por mucho que una se cuida, llega el momento en que los estragos se hacen evidentes, y en un mundo en el que el físico es importante, no cabe duda de que esto era un problema. Evidentemente, no todas las mujeres envejecen igual, pero por muy bien que lo hagan, se llegaba al momento en que empezaban a notarse los años; y entonces, los directores porno por supuesto pensaban en la sustitución por otras más jóvenes que siguieran atrayendo principalmente al público masculino.

Pero todo esto acabó cuando ese mismo público pareció inclinarse por ver viejas follando a mansalva. Eso sorprendió mucho a la industria del porno, pero como son gente que se adaptan pronto a los cambios, no hubo problema en darles lo que quería; y como digo, eso dio alas a los actores de este tipo de cine: por supuesto a los hombres (aunque sus carreras siempre solían ser más largas que las de sus compañeras), pero sobre todo a las mujeres. Y de paso, aunque ha sido de manera sutil, también supuso un gran cambio en la mentalidad del público, ya que el trabajo del cine porno dejó de ser exclusivo de gente relativamente joven con gran atractivo físico. Y seguro que tú también te has dado cuenta de eso, ¿no es verdad?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *