No importa la edad para ser una pornstar

Hay por ahí un dicho muy español, que reza “Nunca es tarde si la dicha es buena”. Quizá no sea algo que se pueda aplicar en todos los casos, pero cuando hablamos del mundo del porno, es totalmente cierto, por mucho que pueda parecer que en este mundo las más exitosas son las tias buenas de menos de treinta años que no tengan ningún complejo a la hora de enseñar sus cuerpos desnudos.

Bueno, esa idea no es totalmente descabellada, pero créeme si te digo que el éxito de las maduritas xxx es cada vez mayor cuando hablamos de la pornografía. En verdad, hace tiempo que ese mito de que las jovencitas son las chicas más deseadas se está cayendo, por un lado porque las mujeres más maduras cada vez se cuidan más y se hacen más deseables, y por otro, porque parece que han aprendido a usar su mayor experiencia con los hombres para convertirlo en un arma de seducción imposible. ¿No tienes tú la misma impresión?

La mayor ventaja de esta nueva tendencia para las actrices porno es que, ahora, ya no tiene que preocuparse por el problema de la edad. El tiempo pasa para todo el mundo, y el cuerpo lo nota, cómo no; por mucho que una se cuida, llega el momento en que los estragos se hacen evidentes, y en un mundo en el que el físico es importante, no cabe duda de que esto era un problema. Evidentemente, no todas las mujeres envejecen igual, pero por muy bien que lo hagan, se llegaba al momento en que empezaban a notarse los años; y entonces, los directores porno por supuesto pensaban en la sustitución por otras más jóvenes que siguieran atrayendo principalmente al público masculino.

Pero todo esto acabó cuando ese mismo público pareció inclinarse por ver viejas follando a mansalva. Eso sorprendió mucho a la industria del porno, pero como son gente que se adaptan pronto a los cambios, no hubo problema en darles lo que quería; y como digo, eso dio alas a los actores de este tipo de cine: por supuesto a los hombres (aunque sus carreras siempre solían ser más largas que las de sus compañeras), pero sobre todo a las mujeres. Y de paso, aunque ha sido de manera sutil, también supuso un gran cambio en la mentalidad del público, ya que el trabajo del cine porno dejó de ser exclusivo de gente relativamente joven con gran atractivo físico. Y seguro que tú también te has dado cuenta de eso, ¿no es verdad?

Los videos x, hecho para todos los géneros

Cuando en cualquier trabajo se dan fácilmente algunas situaciones de desigualdad, nos alegra poder decir que eso no pasa en la industria del porno. Es más, si se da algún caso de discriminación por género, ese sería claramente en los varones, pues evidentemente las actrices son las que llevan las de ganar en este cotarro, dado que la gran mayoría de los consumidores de pornografía son hombres.

Otro tema sería que la percepción del porno cambiara, y se realmente evolucionara hacia un producto igualitario, que gustara tanto a mujeres como a hombres de cualquier opción sexual. Y es cierto que ha habido muchos avances, tanto en el porno convencional como en el alternativo, y empiezan a salir voces y caras nuevas que hablan de otro tipo de producto más acorde con los tiempos que corren. Pero admitámoslo: mayoritariamente, son los hombres los que consumen los productos xxx frente a una pequeña minoría de mujeres, por lo que la figura femenina es siempre un valor en alza en estas cuestiones.

Desde luego, para las actrices porno, esto es una estupenda noticia, porque así verán su trabajo muy apreciado y además muy bien remunerado. Pero tampoco los actores tienen por qué sentir que están en desventaja, pues gracias a esta nueva evolución pornográfica, y al auge del porno homosexual, que cada vez es algo más habitual en cualquier web xxx o en las categorías de películas X, están viendo cómo también pueden ser muy apreciados para cierto tipo de escenas. Como digo, cualquier intérprete, sea del sexo que sea, puede hacer carrera en el mundo del porno, todo depende de sus habilidades y de que sepa darle al público lo que quiere y de la forma que quiere.

En fin, una buena noticia para todos lo que quieran aventurarse en esta industria, pero todavía más si se tiene alguna discapacidad. Aunque se presentan trabas y situaciones donde claramente pueda estarse en inferioridad de condiciones, al menos no habrá problemas en cuanto al sexo ni la orientación de sexual de cada uno. Y eso ya es algo bueno ¿o no es así?